Segundo Antonio Briceño y sus familiares

Segundo Antonio Briceño y sus familiares

Conscientes de la importancia y el valor que merece el poder movilizarse con mayor libertad y comodidad; la Fundación Russián Branger de la mano de Agropecuaria Raza Brava, C.A., aunaron esfuerzos para cristalizar el sueño de Lucy y Belkis Briceño – ambas hijas del señor Segundo Antonio Briceño -, quienes deseaban una silla de ruedas para trasladar con más facilidad a su padre, el cual se encuentra imposibilitado de movilizarse por sus propios medios.

Razón por la cual en horas de la mañana del pasado martes; Irtza Moncada y Rubén Utrera, en representación de la Fundación Russián Branger, se trasladaron hasta las instalaciones del centro de salud Clínica Galipán, ubicado en la urbanización El Paraíso de la ciudad de Caracas; para hacer entrega formal de la silla al señor Briceño; quien se encuentra recluido en dicho centro desde hace dos años.

Es así como en un sencillo e íntimo acto familiar cargado de solidaridad, Moncada y Utrera hicieron entrega formal a los familiares y al adulto mayor de 87 años de edad, cuya historia clínica revela además del padecimiento de Glaucoma, la ocurrencia de dos Accidente Cerebro Vascular (ACV), motivo por el cual el señor Briceño no puede desplazarse por sí solo.

Es por ello que, desde la Fundación Russián Branger, sus representantes el agroindustrial Raúl Francois Russián y su esposa la ganadera María Luisa Branger, se sienten orgullosos de mejorar la calidad de vida de aquellos que lo requieren. Teniendo en cuenta que a diario debemos extender nuestras manos para ayudar de la manera en que se pueda a quienes más lo necesitan.

“Hemos venido a este mundo como hermanos; caminemos, pues, dándonos la mano y uno delante de otro” William Shakespeare

Redacción: Tatiana Pérez

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *